lunes, 17 de junio de 2013

TRAPOS SUCIOS


Cuando digo que la mujer tiene una herida arquetípica no pretendo decir que la cuestión del maltrato o del no-trato o del abuso por parte del hombre sea una cuestión del pasado. Al contrario, soy de los que piensan que la herida sigue más abierta que nunca y que hay que seguir insistiendo en la educación infantil para reforzar los valores de igualdad y respeto mutuo y así evitar que los niños de hoy se dejen influenciar por la dinámica machista que impera en una gran parte de la sociedad adulta masculina.

La muestra de que el problema está muy vigente lo encontramos en esta web donde mujeres de todo el mundo pueden enunciar y denunciar sus experiencias diarias. Para muestra un botón:

“He sufrido acoso en el trabajo por varios hombres diferentes en varias ocasiones cuando he ido al baño. Me han acosado con silbidos, llamándome "niña", intentando obligarme a hablar con ellos, haciéndome fotos sin mi autorización, llamándome perra por negarme a hacer una pausa y prestarles toda mi atención, o diciéndome que deberían haber ‘días sin camisa en el trabajo porque tengo una buena carrocería’. Ah, sí, el sexismo está vivo. Y es feo, humillante y aterrador.” (M.)

“Me llamó puta y cuando le pregunté porqué me dijo que por llevar los pantalones tan cortos.” (P., 13 años)

No hay comentarios: