domingo, 15 de mayo de 2016

EL OTRO, ESE ESPACIO DE ENCUENTRO CON UNO MISMO




Ahora, cuando estoy con el otro, me dejo sentir el calor en mis mejillas y el deseo que brota en mi piel. Y siento la apertura de mi pecho mientras el amor emerge hacia fuera. Ahora, en cada caricia y cada silencio, conecto con la sabiduría de los cuerpos. Me siento lleno, me siento nutrido, me siento vivo y, sobre todo, despierto.

No hay comentarios: