domingo, 26 de junio de 2016

PERIODISMO FICCIÓN

Periodista: Buenas noches, bienvenido a nuestro programa.
Político: Buenas noches.
Periodista: Antes de empezar con la entrevista, déjeme que le enseñe este vídeo.

(El vídeo muestra una recopilación de declaraciones durante la campaña del político X en la que afirma hasta en veinte ocasiones que no pactará con el partido de la oposición)

Periodista: Sr. X, a raíz del pacto que acaba de firmar con la oposición y, viendo lo que dijo reiteradamente durante la campaña, ¿qué motivos nos deja para creer en las promesas que haga a partir de hoy?
Político: (Nervioso) Bueno, mire nuestro partido tiene vocación de servicio al país y en estos momentos el país necesita un gobierno sólido.  
Periodista: (Firme) No me ha respondido a la pregunta. Insisto. ¿Qué le quiere decir a las personas que le votaron pensando en que nunca pactaría con la oposición? 
Político: (Tenso) Les diría que a veces la política supone tomar decisiones que van en contra de los intereses particulares. 
Periodista: Déjeme que le enseñe otro vídeo.

(El vídeo vuelve a enseñar declaraciones de X en materia de educación, economía, salud y política social que nunca se llegaron a cumplir)

Periodista: Sr. X, a la vista de lo que acabamos de ver, parece que sus promesas no tienen ninguna credibilidad. 
Político: (Muy tenso) Le repito que nuestra principal preocupación es sacar adelante este país y haremos todo lo que sea necesario para conseguir ese objetivo. Y si me deja un poco de tiempo, le explicaré como pensamos llevar a cabo nuestro plan. 
Periodista: (Implacable) No, no le voy a dejar tiempo a explicarse porque sus palabras, mientras no me de una razón válida, carecen de credibilidad.
Político: (Enojado) ¿Me está llamando mentiroso?
Periodista: Le estoy llamando tramposo. 
Político: (Muy enojado) Sra. Y, le ruego que mida sus palabras y rectifique de inmediato.  
Periodista: (Seria) Sr X, Vd. no puede exigir algo que es incapaz de hacer por sí mismo.
Político: Todo esto me parece un despropósito. Ciertamente, no sé porqué me ha llamado. 
Periodista: Le hemos llamado para que explique a nuestra audiencia el por qué de sus constantes engaños. 
Político: Ya se lo he explicado. La política es así.
Periodista: No, Sr X, no se equivoque. La política no es así. La política no se basa en el embuste. La política es una cosa muy seria y muy honesta. Es Vd. y su partido los que han estado mintiendo al pueblo con promesas vacías de contenido para alcanzar el poder. 
Político: (Fuera de sí) Retire sus insinuaciones, Sra. Y, de lo contrario…
Periodista: … ¿de lo contrario qué, Sr. X? ¿Me está amenazando?
Político: (Controlando los nervios) Mire Sra. Y, yo he venido a hablar de mi programa de gobierno y Vd. no me da la oportunidad de hacerlo; por tanto, no tiene mucho sentido seguir con la entrevista. 
Periodista: (Implacable) Vd. lo acaba de decir, Sr. X, esto es una entrevista y, por más que le pese, en este espacio el que hace las preguntas soy yo. Por mucho que le sorprenda, Sr. X, a nosotros nos gusta ofrecer la verdad a nuestra audiencia, cosa que, como ha quedado sobradamente demostrado, no parece que sea su prioridad. Con lo cual, sin que sirva de precedente, estoy de acuerdo con Vd. en que no tiene sentido continuar con esta pantomima. Que tenga muy buenas noches.

Político: (Levantándose airado de la mesa) Buenas noches.

No hay comentarios: